Invierta en las
zonas extremas de Chile

Aprenda sobre la Ley Nº 20.655 de zonas extremas

Chile tiene una situación geográfica particular, dada principalmente por las distancias que separan al centro del país con las zonas del extremo sur y del extremo norte. A lo anterior se suma un clima muchas veces hostil. Estos factores actúan como desincentivo al emprendimiento, inversión y generación de empleo.

Los lugares que constituyen las zonas extremas de Chile –las Regiones de Arica y Parinacota, y de Tarapacá, en el extremo norte, y las Regiones de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo y de Magallanes y de la Antártica Chilena, en el extremo sur, además de las Provincias de Chiloé y Palena– ofrecen condiciones inigualables para el desarrollo de inversiones, las que muchas veces no son consideradas por los inversionistas, por lo que se hace necesaria una legislación especial y de excepción que incentive la inversión en dichas zonas.

Para tales fines, en el último tiempo se han dictado distintas leyes para incentivar las inversiones en las zonas extremas. En este contexto, el 1º de febrero de 2013 se publicó la ley Nº 20.655, que establece incentivos especiales para las zonas extremas del país. Esta ley modifica, perfecciona y mejora sustancialmente algunos beneficios vigentes al tiempo que crea otros, como la zona franca de región geográficamente aislada.