Zona Franca

La ley Nº 20.655 permite en su artículo séptimo el establecimiento de una Zona Franca en una región geográficamente aislada, entendiéndose por tal aquella que no cuente con transporte vial íntegro por rutas terrestres nacionales con el resto del territorio del país.  En la práctica, la única región de Chile que cumple con estas características es la XI Región de Aysén, por lo que la nueva Zona Franca se ubicará en alguna localidad de dicho territorio.

La administración y explotación de esta nueva Zona Franca será entregada por el Estado, a través del Intendente Regional respectivo y previa autorización del ministro de Hacienda, a las personas jurídicas que cumplan con las respectivas bases de licitación (actualmente en preparación).

Respecto al precio a pagar por el concesionario con motivo de la concesión, la ley señala que un 20% del mismo irá en beneficio de la municipalidad donde se ubique la Zona Franca señalada; otro 20% beneficiará a la comuna que corresponda a la capital regional respectiva, y el 60% restante se repartirá por partes iguales entre las otras municipalidades de la región.  Los recursos recibidos por estos municipios producto de la concesión, solo podrán destinarse a financiar proyectos de inversión y sus correspondientes estudios.

La administración y supervigilancia de la Zona Franca corresponderá al Intendente Regional de la región donde se instale, quien deberá establecer los procedimientos internos de control y fiscalización que sean necesarios.

Una vez instalada la Zona Franca, el territorio de la región de Aysén se considerará, para todos los efectos legales, una Zona Franca de Extensión, siéndole aplicables las normas legales y reglamentarias pertinentes, especialmente las contenidas en el DFL Nº 341, de 1977.

Cabe aclarar que, en el caso de región de Aysén, que hoy detenta el estatus de Zona Franca de Extensión respecto de la Zona Franca de Magallanes, mantendrá vigente e inalterado su régimen jurídico respecto de esta última.

El establecimiento de esta nueva Zona Franca posibilitará un importante foco de desarrollo para la región de Aysén.